Lo más reciente

Tengo un Hermano en el Cielo

January 23, 2017

Mañana y Tarde de Charles H. Spurgeon

23 de Enero - Meditación de la Mañana

 

«He exaltado a un Escogido de Mi pueblo.»
(Salmo 89:19)

 

¿POR QUÉ fue Cristo el «Escogido exaltado del pueblo»? Habla, oh corazón mío, quiero escuchar tus pensamientos. ¿No fue para que pudiera convertirse en nuestro Hermano, en el bendito vínculo de consanguinidad? ¡Oh, qué precioso parentesco hay entre Cristo y el creyente!

El creyente puede decir: «Tengo un Hermano en el cielo; yo quizás sea pobre, pero tengo un Hermano que es rico y es Rey. ¿Me dejará a mí en la necesidad estando Él en Su trono? ¡Oh, no! Él me ama; es mi Hermano.»

Querido lector, lleva este bendito pensamiento como un collar de diamantes en el cuello de tu memoria; ponlo como un anillo de oro en el dedo de tu recuerdo; úsalo como el anillo particular del Rey que sella las peticiones de tu fe con la confianza del éxito. Él es un Hermano que ha nacido para la adversidad; considéralo como tal.

Cristo también fue el «Escogido exaltado del pueblo» para que conociese nuestras necesidades y se compadeciese de nosotros. Él «fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.»

En todas nuestras aflicciones, podemos contar con Su simpatía. Tentaciones, dolores, penas, flaquezas, desengaños, cansancio, pobreza: todo es conocido por Él, pues Él experimentó todo.

Recuerda esto, oh cristiano, y consuélate en ello. Por más dificultoso y penoso que sea tu camino, ya está marcado por las huellas de tu Salvador; y aún cuando llegues al obscuro valle de la sombra de la muerte, y a las profundas aguas del turbulento Jordán, allá hallarás Sus pasos.

En cualquier lugar donde nos lleve, Él ya nos ha precedido. Cada una de las cargas que tenemos que llevar hoy ha sido una vez puesta sobre los hombros de Emmanuel.

Su camino fue más penoso y más oscuro que el mío.
Cristo, mi Señor, ha sufrido, ¿y yo me quejaría?

¡Coraje, pues! Los pies del Rey han dejado una marca de sangre en el camino, y consagró para siempre la espinosa senda.


        [Traducción al español por Cyberspace Ministry. Todos los derechos reservados.]

 

Charles Haddon Spurgeon (1834-1892) fue uno de los predicadores más reconocidos de la segunda parte del siglo XIX. Los numerosos escritos de Spurgeon, así como sus sermones brillantes siguen siendo ampliamente publicados hoy, mostrando su importancia a través del tiempo. Su obra clásica Mañana y Tarde sigue siendo, aún hoy, uno de los libros más populares de devociones diarias.

 

Please reload

December 17, 2019

November 6, 2019

November 27, 2018

September 29, 2018

Please reload

© MILTON & CARMEN VILLANUEVA